lunes, 17 de abril de 2017


A veces lo que una persona necesita no es una mente brillante que le hable, sino un corazón paciente que le escuche.

No hay comentarios: