domingo, 22 de mayo de 2016


Y llega el momento en que te cansas. Te cansas de esperar, de estar siempre para todos, pero que nadie esté para ti. Te cansas de mentirte creyendo que las cosas cambiarán. Te cansas de las decepciones, de las mentiras, de llorar, de fingir, de las promesas, de todo. Te cansas de siempre decirte a ti mismo "está bien" cuando no es así. Te cansas. Y lo peor es que nunca nadie se da cuenta de cómo eso te hace sentir.

No hay comentarios: