martes, 3 de marzo de 2015


Mañana puede que sea demasiado tarde, demasiado tarde para pedir disculpas, demasiado tarde para intentar, demasiado tarde para creer.

No hay comentarios: