lunes, 28 de julio de 2014


El corazón no entiende de motivos ni razones.

No hay comentarios: