viernes, 30 de mayo de 2014


Mientras te toque ser martillo, dale duro, pero, cuando te toque ser clavo... ¡aguanta duro también!

No hay comentarios: