lunes, 26 de mayo de 2014


Cada instante que pases disgustado, desesperado, angustiado, furioso o dolido, a causa del comportamiento de otra persona, es un instante en el que renuncias al control sobre tu vida.

No hay comentarios: