sábado, 29 de marzo de 2014


Los golpes hieren más que las palabras, pero las palabras marcan por siempre.

1 comentario:

Carmen del Río Alonso dijo...

que digan algo malo que no es cierto de ti y no puedas demostrar que no es así marca más que un golpe.