sábado, 25 de enero de 2014


Conserva celosamente tu derecho a reflexionar, porque incluso el hecho de pensar erróneamente es mejor que no pensar en absoluto.

No hay comentarios: