viernes, 15 de noviembre de 2013


El mundo necesita de tus sueños e ideas, porque provienen de un alma única. No permitas que la luz que Dios ha puesto en tí se apague, ya que tus sueños brillan como las estrellas en el cielo.

No hay comentarios: