lunes, 28 de octubre de 2013


Dedícate a ser feliz, aprende a respirar y soltar amarras de todo tipo. Cuando logres esa paz interior es cuando estarás preparada para comenzar de nuevo la vida.

1 comentario:

Sil dijo...

Tienes toda la razón !! dulceobsesionn.blogspot.com