lunes, 15 de abril de 2013


Muchas veces hay que hablar para que te escuchen, pero otras veces hay que callar para que te valoren.

No hay comentarios: