jueves, 14 de febrero de 2013


A veces hay que morder a alguien para recordarle a todos que también tienes dientes.


3 comentarios:

Almudena dijo...

Que gran frase. Es un fastidio que por no enfadarte mucho, al enfadarte de verdad nadie te tome en cuenta.
Un beso

Sabrina Tuya dijo...

¡Muy bueno! ¿De dónde es?

Nelly♥ dijo...

¡Hermoso!