miércoles, 2 de enero de 2013

Libro: Almas grises



Para intentar comprender a la gente hay que excavar hasta las raíces. No basta con darle un empujón al tiempo con el hombro para darle mejor aspecto; hay que arañar entre sus fisuras y obligarlo a dar el máximo. Ensuciarse las manos.

(Philippe Claudel)

No hay comentarios: