sábado, 15 de diciembre de 2012


Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad. Nadie siente el amor sin probar sus  lágrimas, ni recoger rosas sin sentir sus espinas. Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores... enterrar muchas semillas, y abonar mucha tierra. Nadie hace obra sin martillar sobre un edificio, ni cultivar amistad sin renunciar a si mismo.

2 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Hola Anna una imagen llena de ternura,
gracias por compartir.
ya llegan las fechas mas entrañables,
que la ilusión llame a las puertas de tu hogar.
¡felices fiestas!.

Anna dijo...

Muchas gracias Ricardo, igualmente para tí y los tuyos.

Saludos.