sábado, 3 de noviembre de 2012


Existen dos tipos de días, los que queremos que terminen rápido, y los que queremos que nunca terminen.

No hay comentarios: