miércoles, 21 de noviembre de 2012


Es un triunfo de la vida que la memoria se pierda para cosas que nos son esenciales, pero que raras veces falle para lo que de verdad nos interesa.

No hay comentarios: