martes, 20 de marzo de 2012

Libro: El nombre del viento


Si encuentras una persona así, alguien a quien puedas abrazar con la que puedas cerrar los ojos a todo lo demás, puedes considerarte muy afortunado. Aunque sólo dure un minuto, o un día.

No hay comentarios: