miércoles, 8 de febrero de 2012


La cara es el espejo del alma, y los ojos confiesan en silencio los secretos del corazón. (San Jerónimo)

No hay comentarios: