jueves, 12 de enero de 2012


A veces las lágrimas son la señal de una felicidad silenciosa y una sonrisa es la señal de un soliencioso dolor.

1 comentario:

marie dijo...

Me encanta esta frase :)
Besos