lunes, 10 de octubre de 2011


No te preocupes demasiado por lo que dicen de ti, ni siquiera Dios ha logrado caerle bien a todo el mundo.

No hay comentarios: