martes, 20 de septiembre de 2011

Serie: Los hombres de Paco


El amor, las relaciones, los sentimientos, no se fundan en una razón prudente; por eso no me gusta hablar de amores imposibles si no de amores improbables. Porque lo improbable es por definicion probable, lo que es casi seguro que no pase, esque puede pasar. Mientas haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones que pase, vale la pena intentarlo.