miércoles, 24 de agosto de 2011

Cada día nos ofrece la oportunidad de empezar de nuevo. No importa que pasó ayer, ni el año pasado, cada día nos regala, al despertar, una página en blanco y una pluma. Cada uno decide que desea escribir en ella, lo bueno es que, en ese día, si hay errores de ortografía, se pueden borrar y rehacer, y hacer que nuestra vida sea un libro digno de leer...

1 comentario:

Lali Solano dijo...

Nunca hubo una manera mas sensata de concretizar materialmente la esencia de la vida, que agarrar un pilón de hojas y empezar a escribir.
Hermoso blog!