jueves, 28 de julio de 2011

No esperes que nadie te baje el cielo, escálalo tú y conquístalo. No esperes que alguien te ofrezca las estrellas porque tú eres una de esas estrellas. Brilla con tu luz para que la luz de otros no te ciegue. Amate, protégete y respétate; todo lo demás viene por añadidura.

No hay comentarios: