lunes, 27 de junio de 2011

Nada ni nadie te pertenece, y todo está allí para que lo tomes o lo dejes tal y como está. No puedes comprar el aire, ni el sol, ni las estrellas, verdad? Tampoco puedes comprar una vida y transformarla a tu antojo. Dedícate a disfrutarla como parte de la naturaleza misma. Imagina un río, mete las manos en él... lo sientes? Sientes su cauce? ...No lo puedes atrapar. Solo puedes sentir el agua entre tus dedos y dejarlo seguir. Eso es disfrutar de la naturaleza de la vida. (Carina Farfán)

1 comentario:

Lorena dijo...

Sigo este blog desde hace mucho tiempo y al leer este párrafo no sé por qué pero lloré.