lunes, 20 de junio de 2011

La razón y la pasión son el timón y las velas de nuestra alma navegante. Si nuestras velas o nuestro timón se rompen, no podrías sino flotar e ir a la deriva, o quedar inmóviles en la inmensidad del mar. Porque si la razón gobierna sola es una fuerza que limita; y la pasión desgobernada es una llama que arde hasta su propia destrucción. (Khalil Gibran)

No hay comentarios: