jueves, 5 de mayo de 2011

El camino tambien lo conforman baches y difurcaciones, incluso cambios de sentido para cobardes. Aun asi el camino lo formamos nosotros mismos con nuestros pasos, es decir, no estamos siguiendo una ruta establecida, por lo que este se basa en la improbisacion. Todos en esta vida vamos a ciegas sin saber siquiera que tal vez en la siguiente zancada nos espera una piedra que nos hara tropezar o que caeremos en una zanja. Somos aventureros descubridores de nuestra propia vida y ha machetazos vamos apartando de nosotros la maleza. Nosotros mismos somos el camino y no ninguna carretera y este camino es oscuro y cualquier prediccion es erronea. Absolutamente nadie sabe lo que esta le depara por lo que las virtudes maximas que acompaña al viajero son la valentia; capacidad de pisar fuerte el camino, a ciegas, paso a paso aun a sabiendas que tal vez en algun momento el suelo cedera bajo sus pies, la fortaleza; pues caera mil veces al suelo, y se devera de levantar otras mil veces para seguir andando, la prudencia; ya que el miedo no tiene cabida en la vida y la inteligencia; pues hay que saber escoger bien los pasos ya que no hay marcha atras. Por lo que tú, te defines a ti mismo, tú, escribes tu propia historia y tú solo deveras de luchar ante la vida y ante ti mismo para seguir tus propios pasos. (Alberto)

No hay comentarios: