viernes, 22 de abril de 2011

Libro "El principito"

Si tú vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres comenzaré a ser feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado, inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad!. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunca sabré a que hora preparar mi corazón…
Los ritos son necesarios. (Antoine de Saint-Exupéry)

1 comentario:

Violeta dijo...

qué bonitas estas estrofas.
pasate por mi blog:
Información básica
http://lasletrasdemivida1.blogspot.com/