miércoles, 27 de abril de 2011

Hay personas irretenibles. Entran en tu vida destinadas a salir de ella, puedes abrazarlas con todas tus fuerzas, pero lo máximo que consigues es que se vayan un poco más despacio. Es imposible abrazarlas con suficiente fuerza. Todo lo que quiero.

1 comentario:

MiMi dijo...

Por desgracia es asi... Lo peor es que somos algo masoquistas y aún sabiend que se irán y que nos dolerá, les dejamos entrar, y hacerse un hueco que luego no sabremos como llenar..

Bsos!