jueves, 10 de marzo de 2011

Si alguna vez sientes ganas de llorar, llora. Deja salir tus lágrimas y con ellas todas las cosas que te hacen sentir mal; no dejes que se acumulen en tu ser, porque sólo darán paso a otro tipo de sentimientos que te hieren aún más.

No hay comentarios: