miércoles, 9 de febrero de 2011

Serie "Mujeres desesperadas"

La tentación nos llega a todos. El que sucumbamos o no depende de nuestra habilidad para reconocer su disfraz. Algunas veces se presenta bajo la forma de una vieja llama, chispeando de vuelta a la vida, o un nuevo amigo que podría acabar siendo algo más, o un pequeño bebé que despierta sentimientos que no sabíamos que tuviéramos. Así que si nos rendimos a la tentación, sabiendo todo el tiempo que cuando llegue la mañana, tendremos que sufrir las consecuencias.

No hay comentarios: