jueves, 3 de febrero de 2011

Cuando te rompen el corazón en mil y un pedazos, cuando ya nada tiene el sentido que tenía, cuando sientes que caes, caes, caes y no encuentras el final del pozo. Cuando crees que tú eres el único culpable y toda tu rabia sólo te sirve para hundirte aún más. Cuando ves como todo lo que habías deseado ya no está, lo has perdido y es irrecuperable. Cuando ya no tienes un impulso que te haga abrir los ojos cada mañana, cuando deseas dormir y que al despertarte sea todo como antes. Cuando en tu cabeza sólo hay una cara, un nombre y una mirada y todo es pequeño y mediocre a su lado.Cuando ves con una claridad enorme que tus peores miedos se han cumplido y que ha llegado el final.

Entonces es el momento de levantarte, decirte a ti mismo que no vivimos para sufrir eternamente y, lentamente abrir tus ojos, para algún día, poder volver a abrir tu corazón.
(Autora: Ire)

4 comentarios:

Carmen Ele dijo...

ahora mismo estoy pasando por algo así,pero esto me ha echo recapacitar sobre que nada se consigue con lágrimas. Es precioso el texto,felicidades :D

Agnes dijo...

Muy cierto
=)

El Drac dijo...

Aunque sería mejor abrir los ojos antes, a la primera señal de duda... ABStÉNGASE

Caro dijo...

que lindo el blog me encanta, muy ciertas son todas las frases, lo estaré leyendo siempre, un beso :)