miércoles, 26 de enero de 2011

No permitas que la preocupación por lo que vendrá mañana te robe la dicha de hoy. Quizás el presente sea muestro único tesoro.

No hay comentarios: