miércoles, 1 de septiembre de 2010

Libro "Pasiones romanas"

Las frases que no se pronuncian siempre quedan escritas en algún lugar, aunque sea en la memoria de aquel que no se atrevió a pronunciarlas.

2 comentarios:

vicky. dijo...

es demasiado como pesan las cosas que nos quedamos con las ganas de hacer/decir.

es curioso tu blog, me gusta :)
un abrazo

Mymelstarbucks dijo...

No suelo ver blogs como tal. Que definan simplemente sus sentimientos mediante letras sin mostrar imágenes. Un gran mérito.
Me quedo buceando por el número 593.
Un comentario al oído.