jueves, 15 de julio de 2010

Vivir apasionadamente, con todas las heridas que ello provocará: vale la pena.

No hay comentarios: