lunes, 21 de junio de 2010

Algunos llevamos candados en el corazón que ni una vida entera es capaz de abrir, para permitirnos olvidar... a no ser que alguien nos ayude antes.

No hay comentarios: