sábado, 29 de mayo de 2010

Libro: "Perdona si te llamo amor"

A veces el dolor te absorbe tanto que resulta casi espontáneo el hecho de alimentarlo.

No hay comentarios: