miércoles, 12 de mayo de 2010

La vida es como una rosa, es bella por todos lados pero siempre tiene espinas. Vívela con cuidado y si por casualidad te lastima una, no veas la cicatriz como algo que te dolio, sino como una experiencia para ser mejor.

No hay comentarios: