jueves, 22 de abril de 2010

Hay cosas que te encantaría oír que nunca escucharas de la persona que te gustaría que te las dijera. Pero no seas tan sorda/o para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón.

No hay comentarios: