jueves, 15 de abril de 2010

Cuando la determinación de triunfar es lo suficientemente fuerte, el fracaso, jamás te alcanzará.

No hay comentarios: