viernes, 26 de febrero de 2010

La felicidad no es un camino, no es un lugar, ni un metal precioso que con dinero se puede comprar. Felicidad es una flor a la orilla de un río, felicidad es una puesta de sol, es la llegada del otoño, la caída de las hojas… es mil cosas pequeñas y hermosas. No tiene nombre, fecha, ni edad, simplemente es, porque la felicidad está puesta dentro de nosotros, y no hay que buscarla, sólo descubrirla y disfrutarla.

1 comentario:

Eddy dijo...

Que bello!! y tan cierto