domingo, 24 de enero de 2010

Nunca desvalorices a nadie, guarda a cada persona dentro de tu corazón, porque un día podrás acordarte y percibir que perdiste un diamante, cuando estabas muy ocupado coleccionando piedras.

No hay comentarios: