martes, 29 de diciembre de 2009

La felicidad puede entrar de repente por una puerta que no sabías que habías dejado abierta. (John Barrymore)

No hay comentarios: