sábado, 28 de noviembre de 2009

Aférrate a los sueños, pues si los sueños mueren, la vida es como un ave de alas rotas que no puede volar.

No hay comentarios: