sábado, 17 de octubre de 2009

Mago de Oz

Cuando un sueño se te muera o entre en coma una ilusión, no lo entierres ni lo llores, resucítalo.