viernes, 30 de octubre de 2009

Libro: "Donde el corazón te lleve"

Para odiar a alguien es necesario que te hiera, que te haga daño. Augusto no me hacía nada, ésa era la cuestión.

No hay comentarios: