viernes, 25 de septiembre de 2009

Los momentos más grandes, no son los más ruidosos, sino los más silenciosos.

No hay comentarios: