sábado, 26 de septiembre de 2009

Hay personas que nos hablan y ni las escuchamos, hay personas que nos hieren y no dejan ni cicatriz, pero hay personas que solo aparecen en nuestras vidas y nos marcan para siempre.

No hay comentarios: