viernes, 28 de agosto de 2009

Si me cansé de esperar fue porque el tiempo no curó ni una herida.

No hay comentarios: