lunes, 3 de agosto de 2009

Libro "Principe de nada"

Ninguna decisión es tan buena como para no atarnos a sus consecuencias, ninguna consecuencia es tan inesperada como para absolvernos de nuestras decisiones, ni siquiera la muerte.

No hay comentarios: