jueves, 23 de julio de 2009

Serie "Anatomia de Grey"

Al final del día, el ejercicio de la medicina se parece poco a lo que soñamos, nos dedicamos a la medicina para salvar vidas, nos dedicamos a la medicina para hacer el bien, nos dedicamos a la medicina por la adrenalina, por la emoción, por la euforia, pero a menudo lo que recordamos al acabar el día, son las perdidas, lo que no nos deja dormir es el dolor que causamos, las enfermedades que no pudimos curar, las vidas que destrozamos o no pudimos salvar. Al acabar el día la realidad no tiene nada que ver con lo que esperabamos, la realidad al acabar el día muchas veces desafía a la lógica y todo acaba patas arriba. Hay días en los que el mundo parece estar al revés, de pronto, cuando menos te lo esperas, el mundo vuelve a su lugar.

No hay comentarios: